Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Directrices de virtualización compiladas dentro del kernel

La diferencia más destacada entre los Servidores Privados Virtuales KVM y la mayoría de los demás modelos de virtualización de hardware reside en la tecnología de virtualización en sí. Gracias a KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se están compilando en el interior del sistema operativo del anfitrión. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware con el fin de correr programas adicionales dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de las máquinas guest. La ausencia de esta capa de comunicación complementaria entre otras cosas, acelera el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo que su VPS corra realmente más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Asignaciones de servidor a su entera disposición

Con la eliminación de la sobrecarga de la existencia de una capa de virtualización adicional a través del cual va todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los KVM VPS pueden gozar de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Las instrucciones de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el núcleo del SO de la máquina anfitriona, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor sin mediación. La comunicación menos redundante se traduce en más alto nivel de prestaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Total libertad de SO

Configure el sistema operativo que le guste

En la mayoría de las ocasiones, al obtener un Servidor Privado Virtual, a usted se le presenta un número limitado de Sistemas Operativos, por la falta de otros que sean compatibles con el software de virtualización. Sin embargo, los KVM VPS no necesitan ningún software de virtualización – ellos comunican de manera directa con el servidor físico. Esto le permite a usted elegir casi todo sistema operativo a condición de que pueda correr en un dado servidor. ¿Le gustaría cargar BSD en su Servidor VPS? Es un objetivo viable. ¿Y a lo mejor prefiere Windows? No es nada complicado.
Total libertad de SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL